Archive for November, 2008

Eventos de liderazgo juvenil que no son de liderazgo juvenil

Saturday, November 29th, 2008

Me encuentro en Bucaramanga, Colombia. Esta es la sexta vez que vengo a Colombia este año y cómo a tantos otros países de américa latina puedo decir que le tengo un cariño especial. Me encantan los colombianos. Son en su mayoría muy corteses y educados y también muy llenos de chispa. El evento en que estoy se llama liderazgo para la nueva generación y se darán cuenta que el título da perfectamente a entender que es un un evento para líderes: bueno, así pensaba y de hecho así me preparé para el evento. Pero no, resulta que la mayoría de los asistentes son adolescentes y hasta había algunos niños en las primeras filas. No creo que necesite acalarar que me fascinan los adolescentes y me encanta hablarles a ellos, pero cuando es un evento de líderazgo quiero hablarle a líderes y no a chicos que están allí porque su mamá los obligó a ir al evento.
Quienes me conocen se imaginarán que no me quedé sonriendo para quedar bien y que si le expresé mi preocupación a los organizadores. Gracias a Dios me di cuenta que fue hecho totalmente sin mala intención y de hecho quienes están al frente de la iglesia anfitriona me parecieron excelentes personas y me alegré mucho de conocerlos y estar aquí con ellos este fín de semana. Pero comparto aquí lo que me preocupa de que esto ocurra porque noto que a medida que el tema del liderazgo juvenil se va poniendo de moda (como vengo anticipando que iba ocurrir hace ya tiempo) más y más eventos confunden su propósito.

Preocupación 1. Es imposible hablar en serio de pastoral juvenil a un público que no entiende de qué estas hablando. Los intereses de los jóvenes y los líderes juveniles no son iguales y entonces los oradores de estos eventos nos vemos obligados a dejar a ambos MEDIOS conformes o a uno de estos grupos desilusionados… Y no me mal entiendan, claro que podemos bendecir a todos, pero si tengo 500 jovenes y 20 líderes juveniles en el público, no puedo solo hablarle a los 20. Lo he hecho cuando Dios me ha dado una convicción clara de que debo hacerlo, pero no es una situación que disfruto.

Preocupación 2. Seguimos comunicando que no existe tal cosa como un verdadero liderazgo juvenil. Sin querer, la idea que se comunica es que los líderes juveniles son simplemente jóvenes que estan practicando el liderazgo.

Preocupación 3. A la gente en general luego le cuesta más diferenciar a un evento de pastoral juvenil como la convención de EJ- de un congreso de jóvenes y con eso perjudicamos la formación de un liderazgo juvenil que se especialice en la tarea que Dios le encomendó en america latina.
Pongo un ejemplo. Esta frase la acabo de sacar de la pagina web de un famoso congreso de jóvenes en centroamérica. Esto dice de a quienes está dirijido: “A pastores y líderes de jóvenes nacionales e internacionales, con el fin de …”….¿uh? Pensé que era un congreso de jóvenes. Y aclaro: NO HAY NADA DE MALO EN QUE SEA UN CONGRESO DE JOVENES- eso es excelente. No entiendo por qué tiene que decir que está dirijido a pastores y líderes de jóvenes. ¿Será que están haciendo copy y paste de los eventos de EJ? Muchachos: me halaga, pero mejor pensemos bien lo que ponemos.

Preocupación 4. Nos perdemos la oportunidad de profundizar. Esto lo he denunciado por todo el continente: no puede ser que la mayoría de cultos de jóvenes sean un calco exacto de la reunión del domingo a la mañana con la unica diferencia que los que estén al frente tengan menos años….y tristemente la mayoría (no todos) de los congresos de jóvenes son simplmente super cultos glamorizados: los oradores son famosos, la banda de alabanza también y luego hay un concierto; pero el esquema es identico a cualquier reunión de domingo. El resultado de esto es que seguimos perpetuando el sistema sin establecer un dialogo para considerar alternativas y discutir el tipo de eclesiología que necesitamos.

Algunas sugerencias de lo que se puede hacer:

1. Si queremos hacer un evento para jóvenes pero también tratar temas de liderazgo- Hacer las plenarias pensando en los jóvenes pero agregar al programa talleres especificos para líderes de jóvenes.
2. Escojamos correctamente a los oradores. Hay oradores que son excelentes para eventos juveniles pero no tienen experiencia especifica en pastorear jovenes en una iglesia local, por ende pueden inspirar y desafiar a los lideres juveniles pero no pueden profundizar en metodologías de trabajo para líderes juveniles. En las Convenciones de EJ por ejemplo, las plenarias son de inspiración y por ende no necesariamente son personas con experiencia en pastoral juvenil las que las dan, pero en el caso de los talleres, no ponemos predicadores sino a gente que tiene algo especifico y practico basado en la experiencia para decirle a quienes trabajan con la juventud.
3. En relación a la anterior: Es tiempo que entendamos que no es lo mismo hablarle a “jovenes lideres” que a “lideres de jovenes.” Con el tema del liderazgo juvenil convirtiendose en una moda emergente han aparecido diferentes seminarios y eventos para jovenes líderes. Y dejenme decir otra vez: Glora a Dios! me parece genial, pero eso no es lo mismo que hablarle especificamente a pastores de jóvenes o líderes juveniles y el problema de esto es que luego tenemos líderes de jovenes que se creen entrenados porque fueron a un evento para jovenes lideres…. (je, uno de mis tipicos juegos de palabras- leer de nuevo si hace falta)

En los eventos de EJ hemos tenido que ser pacientes. En los primeros años todos nos confundian con un congreso de jóvenes y yo me ponía verde cuando alquien en el escenario decía eso. Pero ha corrido mucha agua por el río y hoy son los congresos de jóvenes que empiezan a decir que son de liderazgo juvenil. Incluso como ya puse en otro post hace unos meses, ahora muchos nuevos congresos se llaman Convención (aunque sean solo conferencias). A mi personalmente me convendría que nuestros eventos grandes fueran para jóvenes- porque obviamente hay muchos más jovenes en las iglesias que líderes juveniles– pero no es el porpósito de EJ y por eso me he cansado de aclarar desde el frente que los eventos de EJ son para líderes juveniles y gracias a Dios hemos visto a través de los años como disminuyó el numero de jovenes y subió el número de líderes juveniles. La convención de Mendoza de este año fue un claro ejemplo de eso.