Archive for April, 2010

Cómo y por qué abrimos oficinas nacionales de Especialidades Juveniles

Monday, April 12th, 2010

Es evidente que Especialidades Juveniles hoy excede en largo a mi persona. Hoy está claro que no se trata de un ministerio personal sino que es un movimiento con muchos protagonistas en muchos países. Los líderes juveniles de Hispanoamérica hoy creen que necesitan entrenamiento y herramientas especializadas y evidentemente hay un furor por el liderazgo juvenil que no existía antes del nacimiento de Especialidades Juveniles.

Síntoma de eso es que más y más se escucha de otras organizaciones para líderes de jóvenes, congresos de jóvenes que anuncian actividades especiales para líderes juveniles e incluso eventos para jóvenes que sumados a la moda aunque sin mucho razonamiento dicen que son de “liderazgo juvenil”, aunque son eventos para jóvenes y no para líderes juveniles.

En medio de esto, el crecimiento de EJ se ha hecho practico al irse abriendo oficinas en diferentes países y entonces surge la pregunta de por qué en el país X si y por qué en el país Z no.
Obviamente el interés de varios me honra pero tengo que decir que Nunca fue mi plan abrir una oficina de EJ en cada país. Hay muchos que podrían dar testimonio de que al escucharles proponerme abrir un equipo, no les he respondido lo que esperaban. ¿Por qué si o por qué no? Hasta el alcalde de la ciudad de Ibagué en Colombia me envió una carta firmada pidiéndome que abriéramos EJ en su ciudad ¿Por qué no respondí afirmativamente? Aquí va lo que me inquieta:

“Especialidades Juveniles” como nombre institucional es simplemente una marca o una excusa para ayudar a los líderes de jóvenes de las iglesias cristianas. La marca no es lo más importante pero si la misión así como también la visión de cómo llevar a cabo esa misión.

Por eso lo primero-primero para que me entusiasme el que me propongan abrir un Especialidades Juveniles es que quien me hable de hacerlo comparta nuestra misma misión. Suena simple. Pero no siempre es el caso.

Muchas personas al hablarme de Especialidades en seguida infieren que ellos quieren hacer eventos para la juventud y ahí mismito pierden mi atención. Obviamente amo a la juventud, pero hay muchas organizaciones haciendo todo tipo de cosas para la juventud y esa no es la misión de EJ. Pueden invitarme a mí, y yo puedo participar y apoyar con gusto, pero hacer eventos para jóvenes no es el ADN de EJ. Quizás algunas vez hagamos algo para jóvenes directamente pero si la conversación comienza por allí me doy cuenta que no tienen nuestra misma misión.

Aquí creo que es importante aclarar y que quizás ya se habrán dado cuenta, que no soy yo el que toma la iniciativa en abrir oficinas. En uno solo de los casos de nuestras oficinas nacionales fui yo el primero que habló con alguien de que fuera EJ en su país, pero en todos los otros casos fue alguien que me propuso representar a EJ en su nación y no yo quien tomó la iniciativa. (Y aún en ese caso que yo tomé la iniciativa ya había mucha confianza y habíamos hecho cosas juntos).

En resumen, lo primero es que surja un grupo de líderes que comparta la misma misión de EJ.

Lo segundo es la “Visión” y uso esta palabra refiriéndome al estilo de cómo llevar a cabo la misión.

Aquí hay varias variables pero comienzo por esta: En EJ creemos que todos los sectores de la iglesia tienen algo que enseñarle al resto y que en la diversidad de estilos ministeriales está el mayor potencial de crecimiento para el cuerpo de Cristo. El equipo de EJ siempre ha estado formado por gente carismática y conservadora, de derecha y de izquierda, apostólica y anti apostólica, de células y anti células, de iglesias grandes y pequeñas y de todas las denominaciones que se puedan imaginar. ¿Por qué? Porque creemos que no hay formulas mágicas para el ministerio. Un tipo de iglesia sirve mejor para un tipo de joven y otro tipo de iglesia sirve mejor para otro.

Por eso, al servir a iglesias locales de todo tipo tenemos cuidado de cómo relacionarnos con cada una de ellas y por eso en cada país hemos sido cuidadosos de dejarlo claro y no casarnos con ninguna iglesia local. No voy a negar que simpatizo con algunas iglesias más que otras, sería imposible no hacerlo, pero esto no tiene que ver con mis gustos y por eso ninguno de nuestros equipos puede estar formado por líderes de una sola iglesia y también por eso evitamos hacer eventos en templos. Lo hemos hecho en lugares donde ha sido inevitable pero cada equipo nacional puede dar testimonio de cómo he insistido con que lo evitemos. Por eso cuando es el ministerio de una sola iglesia que me hace la propuesta de representar a EJ ya tiene la primera parte de un muy probable no.

La siguiente variable es saber llevar esto a la práctica y con excelencia. Una cosa es que haya líderes de diferentes iglesias en equipo y otra es que se haga un tipo de evento sensible a diferentes estilos ministeriales. Hablo crudo ahora: quienes me conocen en la intimidad sabe cuán carismático soy a la vez que saben cómo valoro la reflexión teológica- sin embargo en nuestro evento no voy a poner a todos carismáticos o a todos teólogos. Ninguno va a faltar pero ambos lados van a estar representados. Lo mismo pretendo de nuestros representantes arriba del escenario. Una cosa es que un invitado incite a la gente a hablar en lenguas y otra diferente es que lo haga yo o el director de un país.

Obviamente hay mucho más por contar pero menciono dos variables más antes de anunciar el nacimiento oficial de la siguiente oficina de Especialidades Juveniles.
1. La confianza y 2. La excelencia

EJ es hoy una gran familia y equipo continental y si yo u otro director hace un lio eso nos afecta a todos. Por eso es que la confianza y la amistad se deben cultivar antes de que sea posible que alguien obtenga la marca EJ para perseguir SU misión.

Cada una de las oficinas son más bien Franquicias que Sucursales así que no es que yo estoy detrás viendo todos los detalles de lo que se hace en cada país. Aunque yo funciono como un mentor para todos, cada equipo tiene plena libertad en su territorio. Yo le tengo confianza ciega a cada uno de los directores. Conozco su lealtad, su transparencia, autenticidad y pongo las manos en el fuego por su ética ministerial, económica y moral. Por eso la confianza es la gran catalizadora de que esto sea posible.
Y por ultimo en este intento de ser breve, la excelencia. EJ ha edificado una marca que es percibida como sinónimo de hacer eventos profesionales, con cuentas claras y que dan a los participantes todo lo mejor que se les pueda dar. Ese es el compromiso con el IEJ-la revista líder juvenil- las convenciones internacionales-las cumbres, los libros y todos los seminarios intensivos que se brindan. Por eso para representar a EJ en un país no solo se debe tener en claro la misión y creer en nuestros mismos principios sino que se debe ser capaz de ejecutarlos con excelencia.

Muy bien. Ya me aburrí de lo largo de este post. Pero siendo que me pedían y pedían explicaciones sentí que era el momento de escribir esto. Ahora el anuncio:

Es con muchísima emoción que recibimos al equipo internacional de Especialidades Juveniles a EJ México!!!
Si. La nación hispana con mayor población es un país al que amo y respeto y creo que el equipo de líderes juveniles de diferentes iglesias y ciudades que se suma a EJ va a hacer un trabajo fenomenal.

¡Vamos México! ¡¡Vamos líderes juveniles!!!