El fracaso de la Catedral II

Acabo de cortar el teléfono con Dante con quien estuvimos hablando de estos temas desde antes que salió el post y no salgo de mi sorpresa de cuanta gente está comentando el post de ayer sin haber leído lo que escribí o haberlo leído superficialmente y con una predisposición maliciosa o al menos prejuiciosa.

Es una lastima. Eso denuncia claramente una falta de madurez y una propensión al chisme y la critica liviana.

Dante ha hecho un trabajo fantástico en la Catedral y lo que allí ha estado sucediendo en la congregación hispana es verdaderamente histórico. Cuando Dante llegó, la iglesia hispana no alcanzaba los 500 y ahora ya pasa lejos los 5000 cada domingo en apenas 3 años. ¡Eso es increíble! Pero más allá de números, lo fabuloso es la cantidad de testimonios de vidas cambiadas y familias restauradas. Yo conozco muy de cerca a muchos de los líderes que trabajan en el equipo de Dante en la congregación hispana y son mis amigos muy cercanos que amo con todo mi corazón y veo el fruto del ministerio de Dante en sus vidas. Y entonces ¿De qué hablaba ayer? De la iglesia anglo. Del modelo de liderazgo de Schuller y los errores que desembarcaron en la quiebra y la venta de la propiedad.

Como luego comenté abajo de mi post de ayer, sé que desde América Latina puede sorprender que una misma iglesia tenga dos congregaciones diferentes y por eso la confusión de algunos. La Congregación hispana y el liderazgo de Dante no tienen nada que ver con lo que escribí ayer.

Por ultimo, algunos me preguntaron y creo que es valida la pregunta, por qué sabiendo lo que allí ocurría fue que recomendé a Dante para pastor hispano y por qué mi negativa de tomar esa posibilidad. Las respuestas a ambas preguntas están entrelazadas.

Al momento que tuvimos aquella conversación y con la salida de Schuller hijo, el padre tampoco estaba en el liderazgo y era la denominación la que había tomado control momentáneo. Quien me ofreció a mi el trabajo y luego me encargó encontrar a alguien fue el presidente de la denominación en California. Schuller padre había estado retirado por unos años y ante el vaciamiento que estaba sucediendo bajo el liderazgo del hijo se tomó la medida de despedir al hijo y también al entonces pastor hispano. La oportunidad entonces consistía en usar ese edificio tan emblemático y ese campus inmenso para evangelizar hispanos con plena libertad de acción (más allá de los problemas edilicios que ayer mencioné) en una comunidad (Garden Grove, Santa Ana y Anaheim) llena de hispanos parlantes y con el agregado de que todo estaba listo para poner las reuniones en la TV. ¿Por qué dije yo que no a esa oportunidad? Nunca había comentado de eso antes porque es irrelevante y solo lo mencioné esta vez para dar contexto a por qué escribía de estos asuntos, pero la respuesta es muy simple: por mi llamado y la voluntad de Dios para MI vida. Yo no era la persona para tomar esa oportunidad pero Dante si, y el hizo un trabajo mucho mejor del que yo pudiera haber hecho. (y todos los desafíos que estaban presentes los hablamos a su tiempo y él fue muy valiente de enfrentarlos)

Ahora si termino, y si, ahora no voy a decir nada más del tema:

-No creo que a Jesús le faltó misericordia al decirle sepulcros blanqueados a los fariseos ni fui yo el que desnudó la quiebra de la catedral. Lo que sucedió con mi post es que algunos se enteraron de la quiebra y venta a la diócesis católica por mi escrito pero mi punto no era hacer noticia de eso (que ya está en un montón de paginas web), sino aprender lecciones que son urgentes y necesarias.

Un pastor muy conocido también me llamó esta mañana agradeciéndome por lo que había escrito porque su iglesia se encuentra en el proceso de construcción de un nuevo templo y al leer este post se dio cuenta que no estaba pensando en la sustentabilidad de la obra sino solamente en su terminación.

Si por gracia de Dios solo libré a una congregación de perder su propiedad (algo que está pasando muchísimo estos días por Estados Unidos) y a una familia de pasar los mismos conflictos de los Schuller, entonces me puedo sentir satisfecho. Todo lo que escribí en mi post lo dije desde adentro a su tiempo y cualquiera que haya estado en el liderazgo conmigo les podría contar en la cantidad de lios que me metí por decir estas cosas antes. El decirlas hacia afuera ahora es porque la venta ocurrió en noviembre y Dante y la congregación hispana se despidieron el domingo pasado y dejan esta realidad atrás por una mucho mejor.

Por lo demás: todos los que andan comentando que esto fue un ataque a Dante, consíganse unos lentes, salgan de su burbuja de pensar que todos estamos peleados o competimos y lean con atención antes de hablar. Todos debemos aprender humildad y a ser mansos pero saber analizar la verdad aunque duela o sea incómoda porque si no, no aprenderemos de ella.

Lucas

102 Responses to “El fracaso de la Catedral II”

  1. Miguel Ángel Linares says:

    Es necesario ser objetivos en lo que leemos, para no caer en comentarios subjetivos y prejuiciosos.

  2. Jairo Vasquez says:

    Hno. Muchas gracias por tu honestidad pues tu post se convierte en una advertencia para quienes ministras en Latinoamericana.

Leave a Reply