¿Por qué Dios odia el pecado?

La lectura inteligente de la Biblia no solamente regala conocimiento a nuestras mentes sino que siembra obediencia en nuestros corazones y por eso es tan vital saber muy bien por qué creemos lo que creemos.

Lo contrario de una fe anclada en lo que la Biblia nos revela genera conflictos e inconsistencias y yo me he preguntado si es por eso que tantas veces los cristianos encontramos tan complicado luchar con el pecado y dejar atrás una vida de ambiguedades morales.

Por esa razón escribí #Diferente y decidí invertir la mayor parte de los próximos meses para revisar de qué se trata la santidad bíblica con la campaña que lleva el mismo nombre. Mi intención es que más cristianos nos enamoremos del plan de Dios para nuestras vidas y abracemos las verdades biblicas que nos van a dar la fortaleza para vencer con el bien el mal (Romanos 12:21). Me preocupa el mundo que van a heredar mis hijos y la liviandad de una iglesia emocional más enamorada de lo cúltico que de los valores bíblicos y decidí hacer algo al respecto aunque no sea ni popular para los del “evangelio exitoso” que no quieren escuchar nada que tenga que ver con pecado, negación o limites, ni tampoco para los que creen que la “sana doctrina” se reduce a condenación, leyes y dogmas y no tienen la libertad del Espiritu ni la madurez intelectual para cuestionar lo que siempre han escuchado y tienen tan arraigado culturalmente.

Hace unos días estuve de pasada en un programa de TV hablando del libro y dije que Dios odiaba el pecado porque Él es bueno…. y claro, luego de que el canal repitiera ese fragmento en facebook en tono de controversia por no ser el cliché tradicional que suena usual a nuestros oídos evangelicos, muchos se pusieron a opinar obedeciendo a la consigna del post y a partir de ahi han salido algunos escritos que me acusan de aguar el evangelio, apostata, hereje, lobo y hasta…. homosexual…. ¿En serio? Increíble. Incluso alguno de los posts que he visto son copias de otros pero con firmas diferentes, demostrando la celeridad con los que algunos se animan a acusar a otros y lo popular que es hoy atacar a alguien que otros consideran popular como una manera de demostrar lo fiel que uno es a la verdad…

Lo curioso es que nadie de los que han escrito de esto han leído el libro para asegurarse de qué es lo que digo y solo se guían por ese video de 3 minutos donde por una cuestión de tiempo (y quizás porque cuando grabé eso había dormido 3 horas) no llego a decir que esa ¿redefinición? que menciono del pecado (todo lo que te lastima) viene de Ulrico Zuinglio, uno de los padres de la reforma (lo cual hace más contradictorios a muchos ataques porque varios vinieron de hermanos que se consideran “reformados”).

Para ser honesto, cada vez que digo esa frase no uso la palabra “bueno” sino “amor” y lo hago porque casi nadie que hoy me escuche decir “bueno” le va a dar el peso doctrinal que esa palabra en realidad tenía para los hebreos antiguos y por lo que Jesus aclaró en Marcos 10:18 que “bueno” habia solo uno. Quien no sabe idiomas biblicos ni demasiada doctrina escucha “bueno” y piensa bonachón, liviano, simpatico o aún “debil” y no sabe que bueno, en el sentido que Jesus le da es justamente sinonimo de justo asi que por eso entiendo la sorpresa de algunos, pero sobre todo uso “amor” en vez de bueno porque esa es la conclusión respecto a la identidad de Dios que nos da Juan el discipulo amado luego de haberle escuchado decir al verbo encarnado que el que le veía a Él, veía al padre.(Juan 14:9)

Miren este diseño que vi en twitter:

CERDUANXIAIBiS6

¿Será que lo que dice mi hermano Washer (quién hoy está recordandole a la iglesia algunas verdades que son fundamentales recordar) es realmente contrario a lo que digo? ¿Será que en algun momento yo digo algo si quiera parecido a que Dios “aprueba el pecado” o que él no odia el pecado?

Si prestan atención ahi aparece Salmos 5:5 que dice: Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

Y luego el verso 6 dice:

6 Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.

Pero ¿se hace doctrina de un poema sapiencial? La teología seria se hace con exegesis, investigación hermenéutica y secuencia temática. No con versículos sueltos y menos con clichés ortodoxos. Ni siquiera con frases de grandes predicadores por más admiración que les tengamos.

Claro que Dios es santo (y hay todo un capítulo en el libro respecto a eso) pero la pregunta que estaba respondiendo es ¿Por qué Dios odia el pecado? Y voy a hacer como hacía mi maestro… voy a agregar otras preguntas para responder esta:

¿Por qué Dios nos regaló la ley?

¿Qué albergaba su corazón al darle los diez mandamientos al viejo libertador de Israel?

¿Y las otras leyes? Los autores de los más respetados diccionarios bíblicos destacan que las leyes morales, rituales e higiénicas del Antiguo Testamento eran más de 600, pero

¿Dios no sabía que no iban a poder cumplirlas?

Claro que sabía. ¿Entonces lo que quiso fue condenarlos?
La nueva luz que encontramos en el Nuevo Testamento, sobre todo en Jesús, evidencia que las leyes fueron dadas por Dios para ayudarnos a vivir mejor aunque no para salvarnos.

La salvación nace en la gracia de Dios.
“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Romanos 2:8-9)

Y siempre fue así. (y una de las partes que más me gusta del libro trata de esto -Cap 7- Lectio Divina)

La ortodoxia evangelica nos ha dicho en el ultimo siglo (esto no es lo que opinaban los reformados sino que viene de John Nelson Darby y mayormente Scofield y tiene apenas más que 1 siglo) que antes de Jesús estábamos en la epoca de la ley y con Cristo comenzó la epoca de la gracia. Pero sin gracia no vamos a encontrarnos a ninguno de los heroes del Antiguo Testamento en el cielo. Dios siempre tuvo que bañar de perdón y gracia la injusticia (no bondad) de los hombres. Dios tuvo que mirar algo más que su conducta para juzgarlos y ahí es donde sus palabras directas y no poeticas a Samuel se hacen tan vitales: “El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” (1 Samuel 16:7)

Aunque contradiga las doctrinas de laminas de facebook, la evidencia biblica es clara: Incluso la ley fue dada por Dios por amor. El quería proteger a su pueblo y aún ante el incumplimiento de la ley su gracia se hizo manifiesta en aquellos que en el confiaban pese a su imperfección (¿Qué tal David por ejemplo?). Y claro, esto se hizo todavía más evidente en Jesús.

¿Por qué vino Jesús? No vino a condenar sino a salvar (Juan 3:16 y 17). ¿Por que Dios odia el pecado? Porque anhela salvarnos y no quiere que nos perdamos una vida sin él. (Romanos 6:23)

Como digo en el video y en mucha más profundidad en el libro, Dios odia el pecado con furia porque el pecado como condición nos separa de él (Romanos 3:23) y los pecados como acciones de desobediencia nos arruinan la posibilidad maravillosa de vivir según sus planes:

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. (Efesios 2.10)

24 Responses to “¿Por qué Dios odia el pecado?”

  1. Ricardo Piris says:

    Monstruoso pero en el buen sentido! Que bien Lucas, como hacias antes cuando usabas mas el blog y dejabas mudo a cualquier detractor. El que sabe sabe. No tienen idea de con quien se metieron. Gracias por ser fiel y muchas gracias por tu libro que fue un parte aguas para mi y eso que te sigo desde las conves del Camino Real.. que tiempos aquellos! Yo soy #diferente porque yo soylarevolucion

  2. Daniel Bloise says:

    Mis respetos. Punto más que aclarado. La lastima es que muchos van a seguir comentando lo otro sin tener la menor idea de lo que dicen ni de quien hablan. Buscaré ese libro y les cuento. Salu2

  3. Gabriel Uriarte says:

    Como decimos en mi tierra, los dejastes retratados Lucas. Vi tambien lo que escribiste en respuesta en facebook respecto a lo del pecado es todo lo que te lastima y me dio risa pensar en su reaccion al decirles que era un pensamiento de uno de los padres de la reforma a esos que se dicen justamente “reformados”…jaja. Gracias por existir. Eres la prueba que se puede ser biblico sin la necesidad de estar condenando a todos y buscando la paja en el ojo ajeno.

  4. osvaldo says:

    Hola hno (soy presbiteriano) y por supuesto no coincido en mucho con ud pero si me permite quiero dar mi parecer solo en una frace que pretende desmoronar lo que Washer dice en cuanto a que Dios odia a los pecadores, cosa totalmente cierta el no envia al infierno a nadie que ame, pero ud dice luego de la foto de Washer, (con el cual tampoco tengo mucho en comun) ¿se hace doctrina de un poema sapiencial? esta pregunta la Biblia se la responde, 2 Timoteo 3:16: TODA la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, no tenemos ni la mas minima parte de la Biblia que no sea doctrina, si se puede utlizar toda, Dios no escribe poesia con el fin de entretener ni hacer de poeta toda su palabra es enseñanza. le envio un abrazo en cristo.

  5. Noemi Tellez says:

    Impecable y preciso como siempre. Gracias Lucas por responder a los irresponsables que por verte en Enlace no sabían a quién le querían discutir. Espero que lean el libro y lo dudo pero sería bueno que se retracten.

  6. Luc says:

    Hola Osvaldo, que bueno que seas presbiteriano. Somos dos. ¿Será que en verdad no coincides en mucho conmigo o será que es con una idea equivocada de quién soy? El otro día alguien me dijo algo parecido y cuando le pregunté con qué es que no estaba de acuerdo conmigo se puso colorado y no me pudo citar ni una sola cosa (Yo entiendo que al pensar en alguien que lee idiomas biblicos originales y estudió 11 años seguidos de tología no se imaginan a un joven de jeans y que se ha dedicado a equipar a líderes juveniles). Pero bueno, respecto a tu comentario, sin dudas que toda la escritura es inspirada por Dios pero eso no es sinonimo de que cada versiculo puede sostener una doctrina. Justamente al usar textos fuera de contexto como pretexto para fundamentar ideas humanas es que han nacido tantas distorciones y supersticiones cristianas. Cualquier teologo presbiteriano te puede explicar eso. Bendiciones!

  7. Luc says:

    Muy bien Ricardo, tengo hermosos recuerdos de esa Convención. Yo Soy la Revolución basados en Mateo 5 fue uno de mis lemas favoritos. Gracias Daniel y Gabriel. Llevo años estudiando este tema y estoy super convencido y comrometido con predicar la santidad biblica para que más y más jóvenes abracen al plan de Dios para sus vidas. Dios les bendiga.

  8. Gustavo says:

    hola Lucas,
    Me sorprende para bien que conteste los mensajes que le dejan.

    Reconociendo su amplio manejo de teología e idiomas, además de su facilidad y gracia para comunicar, no hay pensado en dedicar su vida intensamente a menos personas en lugar de unas pocas horas a millones? En términos de estrategia, por qué la suya difiere tanto de la de Jesús? Un afectuoso saludo.

  9. Gustavo says:

    Lucas, tranquiliza que mi mensaje anterior pase por su propia moderación, porque no es mi interés cuestionar “publicamente” ningún asunto que tenga que ver con su ministerio. Mi mensaje es de un hermano y me alegraría no “salir publicado” pero si tener una respuesta a mis preguntas.

    Abrazo.

    GS

  10. Eduardo Fergusson says:

    Amado pastor, soy uno de los que se asombro de la fase “Dios no odia al pecado porque sea Santo”, porque precisamente el testimonio de la Escritura con respecto a Dios aborreciendo al pecado y al pecador no es algo unicamente de un poema sapiencial, debemos considerar:

    Sal 7:11 Dios es juez justo,
    Y Dios está airado contra el impío todos los días.
    Sal 7:12 Si no se arrepiente, él afilará su espada;
    Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.

    Jua 3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

    Efe 2:3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

    Si la escritura nos muestra que eramos hijos de ira, que la ira de Dios esta dirigida hacia los que no creen en Él, y que Dios esta airado contra el impio…
    ¿No fue acaso por la Santidad de Dios que mato a Nadab y Abiu?
    ¿No fue en su Santidad que mato a Uza por atreverse a tocar el Arca?
    ¿No fue para que su Santidad fuera conocida en la iglesia naciente que Ananias y Zafira murieron al mentir al Espiritu Santo?

    Estamos de acuerdo con que el pecado nos daña, pero la parte que no me queda clara es la afirmacion de que Dios no odia el pecado porque sea santo, ¿No fue ante la visión de la Santidad de Dios que Isaias vio su propia pecaminosidad y clamo, ¡Ay de mi que soy muerto!?

    Un Dios santo aborrece en su santidad todo lo que es contrario a su caracter y esa ha sido la enseñanza historica de la iglesia, y lo que afirmaron los reformadores, los puritanos (Pecadores en manos de un Dios airado de Edwards seria un buen ejemplo) y maestros como R.C Sproul que lei fue profesor suyo tiene un libro espectacular sobre el tema de la santidad, es normal que muchos nos sorprendamos ante esa afirmaciónd, ciertamente nuestra motivación hacia la santidad fluye de la gracia que vemos en la cruz, pero esa misma cruz nos muestra cuan en serio toma Dios el pecado…

    Gracias por permitirnos participar y el tiempo que te tomas en tus multiples compromisos de responder estas inquietudes, desde Colombia saludos.

  11. osvaldo says:

    Gracias por contestar Lucas, lo que no aclare en cuanto a que soy presbiteriano es que soy de los que sostienen y respetan la Westminster en sus estandares originales y coservamos el Principio Regulativo de Adoración cosa que mucho abandonaron en busca de lo nuevo, (te conozco solo de nombre no sabia que fueras presbiteriano) lamentablemente hoy el nombre dice muy poco, lo que me intereso fue el articulo, y en el asunto que estamos viendo, vos sabes que La regla infalible para interpretar la Biblia, es la Biblia misma, y por tanto, cuando hay dificultad respecto al sentido verdadero y pleno de un pasaje o texto cualquiera, éste se debe buscar y establecer por otros pasajes que hablen con más claridad del asunto. ese texto el Salmo 5-5 tiene compañia, no esta solo, por lo tanto es doctrina, no es que ese solo texto construye doctrina (yo no digo eso) sino que junto a otros si es doctrina y debemos tomarlo como tal y no desecharlo. un abrazo y saludos en cristo,

  12. Luc says:

    Gracias Noemí, sinceramente no me preocupa que me ataquen a mi pero si me preocupan que obstruyan una causa tan vital para nuestro tiempo y que alguien se quede sin leer el libro o participar de la campaña por esta reacción provocada (no creo que a aproposito) por el mismo canal al generar la controversia con ese fragmento y la pregunta de facebook y que más y más personas sigan leyendo solo el “titulo” y alarmarse de lo que digo sin saber si quiera qué es que digo. De hecho, uno de los posts más repetidos no tiene ni la posibilidad de ser contestado (en facebook si y lo hice) y por privado disntitas personas si me pidieron perdon luego por admitir que habian reaccionado ni siquiera viendo el video de 3 minutos… pero que lo hagan más publicamente seria mucho no? jaja. bendiciones!

  13. Luc says:

    Hola Gustavo, gracias por tu comentario. Siempre he dedicado mi foco a pocas personas y no a multitudes. Lo de la popularidad es un accidente que ha llegado a consecuencia de escribir libros por ya 20 años pero no es algo que yo he tenido por objetivo o ha sido mi estilo ministerial. Obviamente hoy hago algunas cosas que pretenden llegar a más gente mejor pero ten por seguro que mi corazón está en el discipulado y el mentoreo y por eso abrimos el http://www.institutoej.com por ejemplo. ¿Leíste “El mejor Líder de La Historia? Abrazo!

  14. Luc says:

    Que bien Eduardo, así da placer conversar y compartir ideas.
    Casi todos los versiculos que mencionas están justamente en el libro y La Santidad de Dios de Sproul fue uno de los libros de cabecera en la investigación que hice por un año para escibir “Diferente.” (Además de haberlo leído en los 90 cuando salió)

    Definitivamente Dios se toma muy en serio el pecado porque en escencia, el pecado siempre tiene un germén de desconfianza en él y por ende es una afrenta a su deidad y sobre todo, sin dudas que somos acreedores de su ira al renegar de su gracia. Sin embargo, la pregunta va hacia la motivación de Dios y no hacia las consecuencias del pecado.

    Como bien dices, es un gran desafio para mi dedicar tiempo a responder cada pregunta y por eso ahora a todos los que en verdad quieren saber lo que creo de este tema les pido que lean el libro. Lo que si te anticipo es que si vas a encontrar algunas ideas diferentes a las de los puritanos y reformados porque si bien sus creencias deben ser parte de nuestro analisis, es la escritura la que fue inspirada por Dios y quise volver a estudiar el tema de la santidad en la Biblia justamente sin los lentes de la tradición.

    Dios te bendiga. Gracias por preguntar antes de acusar. A mi me rompe el corazón que los que pretenden ser los bíblicos usen las redes con tanta irresponsabilidad y saña.
    Que Dios siempre nos encuentre fieles.

  15. Edward Guerrero says:

    Bendiciones Lucas, desde que me dieron el gran regalo de la Biblia G3, empecé a ver cosas sobre Especialidades Juveniles y hasta que vi un vídeo tuyo y desde allí, gracias al Señor haz sido de bendición para mi vida y muchas de las herramientas digitales que nos brindas, aunque estoy un poco incomodo porque no he podido conseguir el libro Diferente y otros aquí en Panamá, jajaja es broma, pero en verdad quiero conseguir ese libro y con respecto a lo que expresas, considero que Dios te ha usado en esto para romper muchos argumentos que teníamos respecto a la santidad y la verdad de Dios.

  16. Eduardo Fergusson says:

    Amado pastor, el problema y toda esta controversia se dio por las palabras que usaste, no crees que hubiese sido mejor decir “Dios odia el pecado, no solamente porque es Santo, sino tambien porque nos ama” Eso hubiese ayudado a lo que querias expresar y no hubiese confundido a tantos.
    Bendiciones!

  17. ¡Hola Lucas!
    Antes que nada, me alegro muchísimo de que hayas retomado este Blog. Te echábamos de menos. No me gustaría escribir extensamente, pero he leído esta entrada y sinceramente me entristece cada vez más la facilidad que tenemos los cristianos en juzgarnos unos a otros. Aunque aún tengo fe en que sean una minoría :) Obviamente, los que no te conocen, tienen una tendencia enorme a sacar de contexto tus frases. Si nos tomáramos el tiempo de meditar más detenidamente… Pero en fin. Ánimo, y sigue adelante. Dios está contigo :) ¡A ver cuándo vuelves a Tenerife!
    Muchos saludos y bendiciones.
    P.D.: sigue escribiendo en el Blog 😀
    Nejath L. Hidalgo

  18. GENEKINERET says:

    Hola Lucas.
    Escribo desde Campeche, México.
    soy Nazarena. he tenido oportunidad de escucharte en vivo en actividades de mi iglesia y siempre has sido de bendición.
    Creo firmemente que tu libro llegó a mis manos en el tiempo exacto; hacia varios meses que quería comprarlo pero por alguna u otra razón no lo hacia.
    me enorgullezco de estar en una iglesia que tiene como base medular la doctrina de santidad y leer tu libro me hizo amarla mas.
    Gracias por el desafio que me presentas despues de leer tu libro.
    que Dios siga usandote poderosamente.

  19. edgar hernandez says:

    hola Lucas estuve viendo el programa de la entrevista y sinceramente no comparto tu frase que dios no odia el pecado por ser santo yo creo que si lo odia pues hay un versículo que dice que por cuanto todos pecaron están destituidos de la gloria de dios eso nos demuestra que el aborrece el pecado que aunque el sea santo no tolera el pecado mi respeto a ti como pastor pero creo que te estas saliendo del contexto saludo.

  20. Luc says:

    Bendiciones Edgar. En tu comentario me dices que no crees estar de acuerdo porque tu si crees que Dios odia el pecado basandote (sin dar la cita) en Romanos 3:23. Bueno, lee el articulo. Se llama por que “Dios odia el pecado”… osea… si estoy diciendo que Dios odia el pecado… Lee el libro Diferente, estoy seguro de que te va a bendecir. +)

  21. Jorge Giusti says:

    Bendiciones, pastor. He leido su libro Diferente y me agrada ver como el Espiritu Santo lo utiliza poderosamente. He leido su blog sin embargo me resulta un tanto dificil reconciliar semánticamente la frase “Dios odia el pecado” pues el usar la palabra “odio” refiriendose a Dios resulta un tanto paradógico si lo vemos en el contexto de lo que dicen algunas versiones de la biblia en Gálatas 5:19 acerca del odio como obra de la carne. A mi parecer, Dios no combate el pecado con pecado. Quizás la palabra más apropiada hubiese sido ” aborrece” o tal vez “detesta”. Gracias por la oportunidad de comentar y nuevamente lo bendigo en el nombre de Jesucristo.

  22. RICHARD says:

    Es muy bueno su punto de vista, basado sin duda en sus investigaciones, pero eso no quiere decir que lo,que usted entendió es todo lo que puede decir el texto. No es su punto la verdad absoluta.

    Si, es una muy buena enseñanza, no hay duda.BENDICIONES

  23. Martin Gonzales says:

    Primero que nada: ¡Qué increible está tu libro Lucas!! Cada día escribes mejor. Yo te escribo acá porque escuché por ahí decir que Lucas Leys decía que Dios no odia el pecado y al buscarlo me encontré con un par de comentarios y este post y veo que incluso acá hay gente que te sigue repitiendo eso aunque tu nunca dijiste que Dios no odiaba el pecado y tu articulo es super claro de que Dios aborrece el pecado y ni hablar del libro que de hecho, me ayudó a vencer un pecado que tenia oculto en mi vida y que ahora gracias a diferente tengo más claro lo que debo hacer. Que increíble que haya cristianos tan tontos. Que Dios te de paciencia y gracias por cuestionar los clichés que no nos ayudan a vencer con el bien el mal.

    Martin

  24. Marcos says:

    Dios nos ama tanto que nos regaló la ley para que nos diéramos cuenta que estábamos muertos, porque el pecado existe antes de la ley y la muerte reinó antes de la ley. La función de la ley no es salvarnos, ni siquiera es para que fuésemos mejores, sino para que podamos recibir a Cristo y volver a la vida.
    La ley fue nuestro ayo.

Leave a Reply